Reflexión y acogidas

Comenzar el día en Nazaret con la mirada alta y sintiendo hondo.

Generación tras generación, nuestros alumnos saludan al nuevo día con un momento de reflexión y acogida. Parada para tomar aliento antes de empezar. Momento para mirar a nuestro alrededor y sentirnos en el lugar de aquellas personas que en el mundo quizás no puedan comenzar su día como nosotros hacemos. Instante para mirar cerrando los ojos también dentro de nosotros y buscar esa mejor versión de cada uno pensando alto. Seguros de que esos momentos de la mañana forjarán recuerdos que se transformarán en valores que regirán sus vidas en el futuro. Conscientes de que parar antes de comenzar nos hará más firmes en nuestro caminar.

Reflexión y acogidas
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.